La Ψ de una mariposa

psiqueLibelula_1512615478027

Viajando por viajar rumbo a un lugar llamado Cualquier lugar, noté que no llegaría a ninguna parte si continuaba volando en círculos y perdida entre mis olvidos, abrí los ojos y veloz, me lancé al pozo del recuerdo.
-¿Qué se supone que haces?
-Parto en busca de un amanecer.
-Pero somos mariposas nocturnas, no diurnas.
-Lo sé.
-Es un viaje peligroso y no te dejaré ir.
-Amo la luz de la luna y de las estrellas, pero no encuentro que tenga sentido girar alrededor de un famélico sol que no brilla por mérito popio.
-Ese famélico sol se llama lámpara.
-No me importa como se llame, me importa que su iluminación es falsa y pretenciosa.
-Nunca comprenderé esa manía tuya de nombrar a las cosas por otro nombre.
-No es más que la diferencia entre significante y signicado.
-Eres una mariposa demasiado volátil y sueles ser tan extraña que, a veces, siento que no eres mi hermana…
-Que piense diferente no me despoja de mi condición fraternal y del profundo amor que siento por ti.
-Está bien, obedece a tu psique, pero prométeme que regresarás con un trozo de amanecer para mí.
La abracé y sin prisa, me levanté del pozo del olvido, cerré los ojos y concentrada en mis recuerdos, pensé que si dejaba de volar en círculos, podría llegar a donde yo quisiera y minutos antes de avanzar rumbo a un lugar llamado Mi lugar supe que contemplar uno de los espectáculos más bellos de la naturaleza y después regresar para contarlo, era el verdadero sentido del viaje de mi vida.

 

 

 

Anuncios

Resultados del sorteo: Votemos lectura de Diciembre!

Pura Letra

Bueno, como prometimos, del grupo de libros nominados por nuestros miembros del club, hicimos un super sorteo digital (de esos que están tan de moda) para ver cuáles serán sometidos a la tan ansiada encuesta en el grupo de Fb.

Y los nominados son..

(redoble de tambores)

sorteo

Felicitaciones!

De esta manera, desde hoy 26/11 hasta el 9/12 inclusive, la encuesta para elegir a la lectura del mes de diciembre estará abierta para que puedan votar.

A qué esperan?

Ver la entrada original

Nominados para diciembre

Nominados para diciembre

Sueño de una noche de Relatos, está ahí ¡Qué fabuloso!

Pura Letra

¡Lo prometido!

Para celebrar el comienzo de nuestro pseudoclub de lectura, es que hemos invitado e intimidado a nuestros miembros del grupo de Facebook: Pura Letra, a nominar nuestras posibles próximas lecturas para el mes de diciembre.

Estos nominados estarán participando del sorteo vía web que realizaremos mañana domingo 26/11, de donde saldrán dos obras para su futura votación.

¡Vayan aprontando sus dedos y únanse al grupo!

Abajo encontrarán las obras que han sido nominadas por nuestros miembros en esta oportunidad.


Casas deshabitadas - Sara RicoCasas deshabitadas de Sara Rico

Casas deshabitadas es una antología de cuentos. Cada cuento refleja algunos de los aspectos crueles del diario vivir, de los cuales nadie se atreve a hablar y todos nos vemos obligados a experimentar, tanto en la infancia como en la vida adulta.

 


La prisión de las almas - Sara RicoLa prisión de las almas de Sara Rico

Pavlo es un profesor de historia de 26 años que decide entrar…

Ver la entrada original 1.691 palabras más

Asociación agobiada de jóvenes

big_25904366_0_850-685_1491156939348_1509941808816

-Nico, ¿cómo te encuentras hoy?
El muchacho permaneció sumido en la pantalla de su celular y no contestó.
-Nico, ¿cómo te encuentras hoy? -insistió el moderador del grupo de adolescentes agobiados crónicos anónimos que, dispersos sobre la alfombra como una mancha de tinta derramada al azar, al igual que Nico, observaban las pantallas de sus respectivos teléfonos celulares, inmersos en su propio mundo y no en la supuesta dinámica grupal.
-Reitero que todo lo que expresen no saldrá de estas cuatro paredes, pero, dado que el propósito de esta terapia es que aprendan a verbalizar lo que sienten, las cuatro paredes no tienen ningún sentido si ustedes no hablan -dijo el moderador con voz pausada y actitud que invitaba a reflexionar.
Nico tardó en percatarse de que la pregunta iba dirigida a él, ya que estaba chateando con el adolescente que estaba a su lado y que le acababa de enviar una foto.
-¡Contesta de una vez, tarado! -exclamó una chica que tenía problemas de concentración e irritabilidad y que, como no lograba retener los nombres de sus compañeros, utilizaba el mismo término para referirse a cualquiera de ellos.
-No lo llames así, recuerda que hasta que no memorices los nombres de tus compañeros, ellos no te llamarán a ti por el tuyo -intervino el moderador, disimulando la antipatía que sentía por ella-. Nico, por tercera vez, ¿cómo te encuentras hoy?
-¡Estoy harto de que me preguntes siempre lo mismo! -estalló Nico, con furia-. Me molesta que me tilden de adolescente problema cuando los aproblemados son mis padres, que prefieren que un tipo treintón, que no conozco, me dé las herramientas para que deje de chatear con gente desconocida que se hace pasar por joven, en lugar de hacerlo ellos.
-Doy por hecho que el tipo treintón al cual te refieres soy yo, ¿o es la persona con la que chateabas?
-¿Hay acá otro tipo que tenga treinta años, aparte de ti? No te hagas, todo en ustedes es de boca para afuera, porque modulan palabras, pero nunca aplican su significado y “amor” es una palabra que se demuestra amando incondicionalmente.
-Supongo que tu amor por ellos es incondicional.
-Sí, pero me frustra que no lo noten. Es fácil amar al hijo perfecto, no así al imperfecto, pero resulta que todos cometemos errores y si prefiero vivir conectado a internet, es asunto mío. Mis padres se desesperan, me amenazan con dejarme sin wifi, pero después me regalan un iPhone para hacer las paces. Son contradictados.
-Contradictorios, no contradictados, Nico -corrigió el moderador-. Por favor, prosigue.
-¡Como sea que se diga! Todos ustedes tienen un doble, triple, séptimo y hasta un noveno discurso y se engañan a sí mismos aparentando lo que no son. Por eso callo, yo vivo de boca para adentro y en mi mundo no existen palabras, existen emociones.
-Acabo de escucharte y créeme que fueron muchas las palabras que fluyeron de tu mundo emocional que, según tú, es de boca para adentro, cuando, en realidad, es de boca para afuera, recuerda que también fui adolescente, Nico -dijo el moderador, haciendo uso de su amplio repertorio de tonos comprensivos, en este caso puntual, el comprensivomelancólico.
-Usted no entiende, a mí me diagnosticaron depresión, pero no me permiten demostrar mi estado depresivo, y ya no doy más de tanto fingir una alegría que no siento para no deprimirlos a ellos, que lo único que hacen es lamentarse cada vez que digo que deseo pegarme un tiro o arrojarme al vacío -dijo el adolescente sentado al lado de Nico, que después lanzó una carcajada y, entre risas, continuó: tengo vértigo y me dan miedo las armas de fuego, no sé cómo es posible que me crean capaz de eso. Es ridículo que después de esos episodios me traten como loco y no pueda asistir al colegio.
-Veo que los tienes en la palma de tu mano -dijo el moderador, esta vez usando un tono comprensivoneutral-. ¿Nunca se te ha ocurrido pensar que los estás manipulando para no tener que estudiar?
-Él no está manipulando -dijo Nico, enseñandole la foto que su compañero le enviara al inicio de la sesión-. Él sufre, ¿acaso no oyes los gritos de sus brazos pidiendo ayuda?
El silencio rebotó dentro de las cuadro paredes y el moderador, hombre de treinta y cinco años de edad, futuro padre y con un pasado de hijo marcado por una adolescencia traumática, rememoró sus propias heridas y pensó que no eran nada comparadas con esas. De golpe, sintió que le pesaban los pies, las rodillas, las manos, la espalda, la boca, el cuerpo, la vida, el alma, el mundo entero, y con la frente empapada en sudor, buscó una silla y tomó asiento. El grupo de adolescentes, ignorándolo, regresó a su cibernético mundo colectivo. Un mundo plagado de imágenes, sonidos, palabras abreviadas, claves, contraseñas, seguidores, likes, #, @, suplantadores de identidad, bullying, mentes inseguras dentro de cuerpos perfectos, pero insanos y donde hasta el dolor emocional era fotografiado, difundido y comentado. Un mundo al que entraron felices a través de las pantallas de sus teléfonos celulares y del cual emergerían de la misma forma en la que entraron, pero como heridos de guerra.
-Nada es casualidad y todo deja efectos colaterales- murmuró reprimiendo las lágrimas, que horas más tarde derramaría estando a solas y no frente a ellos, un grupo de adolescentes queribles hasta la médula.
-¿Puedo agregarte dentro de mis contactos para que me ayudes a recordar los nombres de mis compañeros? -le preguntó la chica con problemas de concentración, que se había acercado a él y lo miraba con la fuerza que él no tenía.
-Sí -respondió el moderador con un tono de voz que acababa de asimilar y que era comprensivoayudameacomprender-. Hazlo, será un honor poder ayudarte, Esperanza.

El hombre redundantemente inepto y la pareja perfecta

La incógnita que debía resolver era si Steve y Olga, realmente, a pesar de su belleza, su juventud y sus gustos afines, estaban hechos el uno para el otro. Para despejar y aclarar las dudas de un posible timo, opté por situarme en la directriz correcta, recapitulando los hechos desde un comienzo. Para partir, técnicamente, ambos se habían conocido a través de Instagram y Steve, hombre caucásico, de facciones finas, ojos marrones y mirada soñadora, que gustaba cambiar el color de su cabello, pues en algunas fotografías se le veía con el cabello rubio, largo y liso, capciosamente vestido de blanco y montando un caballo, también blanco, en contraste con sus otras fotos, donde lucía la tez bronceada y el cabello color castaño oscuro, tempestuosamente revuelto por el viento, armonizaba con el estilo de Olga, una mujer de tipo también caucásico, alta y curvilínea, bello semblante, cabello negro y frondoso, cuyas fotos, tal vez, solo tal vez, eran un poco o excesivamente provocativas, con respecto a las de Steve. Sin embargo, después de recordar mis añejas aventuras pasionales, concluí que, a quién le importaba, el amor es no vidente por antonomasia y nada había de criminal entre la relación amorosa de Olga y Steve. A fin de cuentas, si ambos sublimaban sus sentimientos, dedicándose versos de amor que parecían ser escritos por arcángeles y querubines alados, era gracias al poder de sus sentimientos, tan emotivamente comparables a los de Calixto y Melibea, Romeo y Julieta o Abelardo y Eloísa y nadie tenía ningún derecho a entrometerse. No obstante, me parecía sumamente extraño que, a pesar de su mutua y abnegada veneración, algo insólita, lo reconozco, ellos nunca concertaran ningún tipo de encuentro y más extraño aún, era que Steve fuese idéntico al actor Orlando Bloom y Olga, a la actriz Monica Bellucci y muchísimo más extraño, incluso descabellado, era que Steve era una mujer de 35 años, llamada Ana y que Olga, era un hombre de 50 años, llamado Juan. Deduzco que debido a estos indecorosos e ínfimos detalles, ellos evitaban verse frente a frente y preferían saciar sus ímpetus amorosos por medio de poemas, todos producto de su inconmesurable agonía y para cerrar el caso, dada mi condición de detective privado, al que alguien, no recuerdo quién, solapadamente, me contratara para investigar las correrías de la pareja, instado por la curiosidad de mi profesionalismo y para no dejar ningún cabo suelto, resueltamente, busqué por Google: “Yo no nací sino para quereros; mi alma os ha cortado a su medida; por hábito del alma misma os quiero”. Atónito y, absolutamente, escandalizado, descubrí que ese verso formaba parte de un afamado soneto, escrito por un sujeto que se hacía llamar Garcilaso de la Vega. Finalmente, ya despejada la primera incógnita, el caso había tomado un giro inesperado y me hallaba ante la interrogante más díficil de mi carrera, ¿cómo y por qué los versos de Olga y Steve habían sido, sospechosamente, plagiados por un impostor de Neruda?