Introducción

Durante esas horas en que las ideas rondan y nos conducen a lejanas historias, recordé el ballet El lago de los Cisnes, de Piotr Ilich Tchaikovski, la tragedia de los enamorados que creen doblegar el hechizo con el sacrificio de un amor puro. Odette, cisne de día y humana de noche, se siente traicionada por Sigfrido y el lirismo habla por todos los hombres que ven en la reina de los cisnes un reflejo de sus propios impulsos líricos. En una sala de ballet, los bailarines se enfrentan día a día con los espejos para perfeccionar su técnica y éstos se cubren días antes de un estreno, dejándolos a solas con ellos mismos y privados de un reflejo que, tal vez, también podría estar hechizado…
Acá, el emotivo final de la película Billy Elliot, en el que se intercambia a una bailarina por un bailarín.