original_1499716643957

Para cerrar el tema de los informes, me parece justo reconocer el oficio de corrector, que suele pasar inadvertido, como si los textos brotaran solo de la persona que escribe. Leer para corregir y escribir para ser leído, son acciones que se realizan por separado, pero que van de la mano. Quedarse solo con los halagos es situarse en la zona de confort de las propias condiciones para no correr ningún riesgo, y eso lleva a la inseguridad. El temor de romper todo tipo de burbuja protectora es autolimitarse a crecerpor eso, los informes de lectura y las críticas constructivas son necesarias. Leerse a través de otros ojos es otra forma de conocerse a sí mismo y descubrir nuevas facetas. Ahora, retomo la lectura de, El arte y la ciencia de no hacer nada, para poder crear más y mejores relatos.

Anuncios

6 comentarios en “

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s