Redención

d1a46de5faa99686188ced41ea0857d3_1488827599164.jpg

Todo comenzó en el Viejo Mundo. El daguerrotipo había sido reemplazado por el calotipo, sistema en el que un solo negativo podía dar lugar a varios positivos. Recuerdo que gracias al hiposulfito de sodio y al papel de albúmina, las imágenes comenzaron a fijarse de modo permanente. Solo era cosa de posar ante la cámara y aguardar a que el fotógrafo disparara el obturador. De ese modo, la imagen latente, aún no visible, pero existente dentro del engranaje de la cámara, permanecería una vez fuera revelada. Para mí, un pasante al servicio de Lord Thomas, el asunto me parecía inalcanzable, no así para él, que decidió retratarse con Daryl, un artista de la fotografía del cual se rumoreaba que su talento provenía de las entrañas del mismo infierno. Ese rumor, más los chismes de Lord Thomas,  sobre la vida licenciosa del fotógrafo, marcada por el láudano y el licor de absenta, acrecentaron mis secretas ansias por conocerlo. Para ello, el día de la sesión, inventé un pretexto para estar presente y Lord Thomas, como todo narcisista patológico, accedió de inmediato. En cuanto vi a Daryl, una mezcla de rechazo y atracción me erizó la piel. Bastó una mirada para que sus ojos, verdes como el ajenjo, me confirmaran que su don provenía de una sórdida oscuridad alojada en su alma que, clamando por la luz de la redención, me pedía sacrificar mi alma para salvar la suya. Después de ese encuentro, Daryl y yo, nos volvimos inseparables y minimizando el precio que tendría que pagar, me dejé retratar por el lente de su cámara roja, que solo usaba para sus “elegidos”. Mi calotipo fue un éxito. Finalmente Daryl había alcazado la perfección inmortalizándome en cuerpo y alma, pero para no levantar sospechas, especialmente las de Lord Thomas, decidimos abandonar Londres para asentarnos en América. Admito que la travesía en barco fue riesgosa, como si el océano intuyera nuestra oscuridad y luchara por ahogarnos, pero los vapores de la pipa de Daryl me sumieron en un estado de relajación absoluta. Solo nos bastaba mantener el negativo de mi calotipo a salvo para conservarme joven y así estar juntos para siempre, pero no fue así. En cuanto arribamos, Daryl comenzó a envejecer y murió en mis brazos, implorando piedad. Desde su muerte, deambulo por el mundo con aspecto juvenil, pero agobiado por el peso de mis años. He sido testigo de todas las atrocidades del siglo XX y ahora tendré que serlo de éste. Mi vida se reduce a huir de un lugar a otro, con un patético puñado de amantes ocasionales, que han dilapidado lo que me queda de alma y de la pequeña fortuna que heredé de Daryl. Cada tanto debo atrincherarme en un cuarto oscuro, rodeado de químicos y papeles de fotografía para reproducir el negativo que me hiciera inmortal. La odisea por conseguir los materiales y la luz roja, casi tanto o más obsoleta que yo, me hacen recordar la maldita cámara de Daryl. Ya poco me importa si salvé su alma o si ésta arde en el infierno, producto de la ironía. La fugacidad de su vida, más el hastío de mi inmortalidad, me hacen pensar que no existe cielo, ni infierno, sino algo tan puro y simple que escapa a nuestra naturaleza. Tal vez, todo comienzo finaliza con una sentencia. Por mi parte, no espero perdón alguno y hoy cometeré el error de un principiante, cuando en pleno proceso de rebelado, abra la puerta de par en par para que la luz solar inunde cada centímetro de la oscuridad que me rodea. Velar el negativo de mi propia vida será mi redención y la de Daryl, y aquellas miles de imágenes que aniquilan mis pensamientos se esfumarán conmigo, al igual que mi nombre.

Anuncios

18 comentarios en “Redención

  1. Genial Zoe, me ha encantado. Seguro ha paseado un tal Dorian por tu inspiración! La ambientación, ese toquecito de Laúdano, rescatar del olvido a Daguerre… Muy buenos ingredientes para retratar a una persona prisionera de su propia existencia interminable.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Hola! Que pedazo de relato, yo creo que es de los que más me ha gustado. Es impactante, original y muy muy imaginativo. Es increíble la magia que creas con tus palabras. No he podido dejar de leer ni un solo segundo. La última parte me encantó particularmente, como muestras que es víctima de su propia inmortalidad, que tiene que ver las atrocidades que el ser humano ha cometido, sigue y seguirá cometiendo por desgracia.

    ¡¡¡Increíble!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es un homenaje a Oscar Wilde. Me inspiré en su Dorian y en su vida, marcada por un amor que lo condenó a pasar unos años muy humillantes encerrado en la cárcel de Reading, donde escribió De Profundis. Este relato, no es un relato más. Es la historia de un amor trágico, de una condena y de una redención y aunque suene ridículo, se la dedico a él.

      Gracias por tus bellas palabras.
      Un abrazo!!

      Le gusta a 1 persona

  3. BONJOUR ZOE
    Sourire ce matin chez moi

    Mais à tout prendre
    De loin une caresse, un regard de tendresse
    C’est un secret offert, à peine dévoilé
    Un rayon de soleil au travers des nuages
    Une ride au coin des yeux ce matin en est le souvenir
    Comme une fleur fanée désirant refleurir
    Un instant, un infini bonheur
    Une façon d’ouvrir si librement mon cœur
    Ce jour un éclair de lumière en ouvrant mes yeux
    Comme un bel arc-en-ciel, dans un coin de ciel bleu
    Je te souhaite de passer
    Une très belle et bonne journée..

    Gros Bisous

    Bernard

    Je t’offre un petit café

    Le gusta a 1 persona

  4. Los románticos y los poetas malditos eran conscientes de la trascendencia del alma, y de alguna manera expresaban el horror a la inmortalidad de sus cuerpos, al verlos obviamente minados y destruidos a causa de los excesos(ajenjo, opio, etc, etc). Me gustó mucho este approach, que hiciste a esa época divina en obsequiarnos genios, que en mi opinión , fueron de los últimos que supieron expresar con brutal y hermosa sinceridad los combates del alma, la eternidad, el horror y la disolución del cuerpo.Muy bueno Zoe!!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Eric!! Entre el Romanticismo y la Belle Époque, esos genios intensos, vanguardistas, bohemios y atormentados, plasmaron un legado tan magnífico, que como tú bien dices, fueron los últimos en hacerlo así…qué nostalgia

      Me gusta

  5. Bonjour ou Bonsoir ZOE
    Si votre cœur est désemparé, une bonne nouvelle peut le ranimer
    Si vos yeux ont envie de pleurer, laissez-les allez sans retenue
    Les émotions ne se commandent pas
    Si vous riez et que la peine vous meurtrit
    Ne changez pas d’horizon
    La musique peut vous aider à garder la bonne humeur
    Si la passion n’est plus comme avant
    Lui l’amour est en vous et vos sentiments s’enflamment et feront plaisir aux autres


    Si vous n’êtes pas poète, ni écrivain , gardez une âme d’artiste
    Et faites valoir vos ressentis avec une pointe de fantaisie
    Si l’on ne vous découvre que des défauts c’est que vous n’avez pas changé

    Et que l’autre personne qui vous critique a surement autant de défauts que vous
    Si moi vous trouvez que je ne suis plus comme avant
    Je peux vous dire que je n’ai pas changé, je suis restée conforme à mes idées

    Mais je pense que le temps est compté et que les années s’effilent doucement

    Alors mieux vos encore en profiter

    Bisous bonne journée ou bonne soirée

    Votre ami BERNARD

    Le gusta a 1 persona

    1. Bernard, c’est vrai. Je ne suis pas poète, ni écrivain. Je suis une artiste et mon coeur pas désamparé. Je n’ai pas change, je suis restée conforme à mon idées et je me sens si bien!!
      Bisous mon ami, merci pour ton beau cadeau🌹

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s