El efecto de un grito

9d3461fb98dcc9dc5bed2fa51f65e70c--vintage-butterfly-tattoo-butte_1502070715345

Final predecible para un hombre como él -pensé mientras caminaba sin rumbo por la carretera, después de observar su cuerpo sin vida-, pero él eligió vivir así, y si su vida estuvo plagada de riesgos ya es tarde para que dé marcha atrás. Al menos todo lo que hizo, lo hizo por convicción y si existe una vida después de ésta, será él quien responda por sus decisiones y no por lo que otros decidieron por él. Es extraño, recuerdo que solía comparar la vida con un automovil y que cada uno era dueño de conducirla cómo le diera la gana, pero olvidó que, en algún momento, la vida lo guiaría dentro de un túnel oscuro y sin retorno.
-Cuidado -gritó el conductor de un camión, frenando de golpe.

Final predecible para un hombre como él -pensé mientras caminaba sin rumbo por la carretera, después de observar su cuerpo sin vida-. Es injusto, él no eligió vivir así y si su vida estuvo plagada de riesgos fue por mi culpa. Nada de lo que hizo, lo hizo por convicción y si existe una vida después de ésta, seré yo quien responda por sus decisiones, ya que él nunca supo decidir por sí mismo. Es extraño, recuerdo que solía comparar la vida con un automovil y que cada uno era dueño de conducirla cómo le diera la gana; sin embargo, él jamás hizo lo que quiso. Mejor la hubiera comparado con un hombre que camina buscando su rumbo.
-Cuidado -gritó el conductor de una motocicleta, frenando de golpe.

Final predecible para un hombre como yo -pensé mientras caminaba sin rumbo por la carretera, después de observar mi cuerpo sin vida-. Yo elegí vivir así y si mi vida estuvo plagada de riesgos, ya es tarde para ponerle freno a mis decisiones. Al menos, todo lo que hice, lo hice por convicción y si existe una vida después de ésta, seré yo quien responda por mis decisiones y no por lo que otros me dijeron que decidiera. Es extraño, recuerdo que solía comparar la vida con un automovil y que cada uno era dueño de conducirla cómo le diera la gana, pero nunca tuve la osadía de admitir que era una analogía prosaica y hedonista. ¿Estaré aún a tiempo de cambiarla?
-Cuidado -gritó el conductor de un auto compacto, esquivando a un camión, que, para no arrollar a una moto, frenó de golpe.

Final impredecible, ¡mi grito acaba de cambiar mi destino! -pensé, al borde de la euforia, mientras señalizaba para sobrepasar al camión y observaba las osadas piruetas del motociclista por el espejo retrovisor-. Sí, la vida es caótica y está plagada de riesgos, pero nunca es tarde para frenar a tiempo y modificarla. Es extraño, ahora siento que existe no solo una, sino muchas vidas después o paralelas a ésta, y si tuviera que compararla, lo haría con una mariposa… que con un simple aleteo, puede cambiar al mundo.

Anuncios

25 comentarios en “El efecto de un grito

  1. Ojalá todos nos acordáramos que existen semáforos que nos indican cuando seguir , peligro o alto … que los autos tienen frenos de mano para cualquier emergencia , que el volante nos da la facultad para girar si necesitamos tomar otro camino .. que existen carreteras alternas , puentes ..

    Le gusta a 1 persona

    1. Depende de cómo le leas. Si es literal, el índice de accidentes automovilísticos descendería si todos los conductores fueran responsables, pero si lo lees como una metafóra de la teoría del caos, o efecto mariposa, tal vez, un pequeño detalle puede cambiar el curso de tu vida.
      Un abrazo Gloria

      Me gusta

      1. El mío es un ejemplo insignificante. El relato de Ray Bradbury, El ruido de un trueno, lo expone de forma magistral, al igual que el film alemán, Corre, Lola, corre.

        Me gusta

  2. Dinámico, devenir, conducción o no conducción. Efecto mariposa. Un film para ver unas cuantas veces. Cada uno maneja como puede, con el vehículo que le ha tocado en gracia….Y el final es siempre impredecible! De lo mejor que has escrito en este último tiempo!!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Bonjour ZOE MERCI POUR Ton passage bisous


    Un petit coup de pouce pour l’avenir
    Un petit mot que l’on dis régulièrement tous les jours.
    Bonjour comment vas-tu , moi ça vas , merci
    Ce sont des petits mots qui font plaisir à entendre et d’une belle sincérité
    Une grande marque de confiance
    C’est du soleil en abondance
    Si tu leur donnes un sens

    On ressent que ceux-ci viennent du cœur
    Avec un clin d’œil moi je te les adresse
    C’est la recette du bonheur accepte les moi je les prends en régal pour ce jour

    Belle journée , gros bisous plein de douceur

    Bernard

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s