Una pequeña fábula

20161006_184234_1475791103698.jpg

Era esta una niña albina, a la que todos, por lo blanco de su piel, apodaban paloma. Solitaria y diferente, había nacido dentro de una familia que, a pesar de amarla, la incomprendía, pero una tarde, al caer el sol, mientras paseaba por el parque, contempló su reflejo en un charco de agua y, perpleja, descubrió que, en efecto, ella sí era una paloma, y reflexionando sobre el universo, que, al igual que la tierra, se ciñe a patrones, de los cuales ella era uno más, pero ubicada en el lugar equivocado, consciente de lo finito de su existencia, ya que tanto los humanos como las aves, independiente de su color, desde el momento en que nacen comienzan una inexorable cuenta regresiva, majestuosa, dejando el miedo y la tristeza atrás, abrió sus alas y dudando si su decisión ya estaba escrita en las estrellas y ella estaba destinada a decidir que volaría hasta alcanzarlas, comenzó una nueva cuenta regresiva y emprendió su primer y único vuelo, hasta fundirse con el aire, para no retornar a tierra firme, jamás.

 

 

 

Anuncios

22 comentarios en “Una pequeña fábula

      1. Perdoname Zoe. Todo lo que hss escrito me gusta. Siempre leo Historia Furtivas por su originalidad. Por eso te entreviste. Sus escritos son de una epoca neo romantico barroco en este siglo. En verdad eres una de mis escritoras preferidas.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s