Fina línea

IMG_20160703_155700http://www.copyrighted.com/copyrights/view/fewp-carg-ngpk-8eqn

Attencion, je vous prie de faire un peu de silence

No puedo dejar de contemplarla, éste es nuestro último ensayo frente a los espejos y nuestra despedida, pues hoy en la noche los cubrirán y mañana ella será mi Odette y yo, como su Sigfrido, tendré que abandonarla.

en place, dégagé, chassement

Después de años de caminar en punta hasta rompernos los pies, él será mi Sigfrido y yo, como su Odette tendré que representar para el público una historia tan trágica como la nuestra, separados al igual que nuestras miradas, que no podrán cruzarse como lo hacen ahora, constantemente, entrelazadas como nuestras vidas, como nuestro amor, tan secreto, que solo nosotros podemos contemplarlo.

et un, deux, trois, aplomb, allongé

Como desearía que no ocultara nuestro amor, el desdichado se ha vuelto tan sumiso, que ha tenido que latir envuelto en secretas miradas vistas a través de los espejos, siempre de soslayo, a hurtadillas, ¿acaso hacemos daño cuando nos seguimos como una sombra por todo el salón queriendo rozarnos?

les pointes en arrière quand on revient  

Él solo tiene ojos para mí y yo para él, nos une la pasión y nada podrá separarnos jamás, bailar es nuestro destino, como quisiera que este ensayo fuera eterno, para no tener que decirnos adiós.

pas de deux, entrée

Oh no, ella acaba de cometer un error, tan perfecta en su técnica, pero tan dolorosamente imperfecta para perdonarse.

qu’est-ce qu’il t’arrive?!

Cuánto dolor, busco su mirada, pero no la encuentro, creo que voy a caer, ¿dónde estás, porque no me ayudas?

battement dégagé

¡Vamos, levántate, fue solo un mal giro! Es en vano, ella nunca aceptará que yo ni nadie la consuele.

attitude s’il vous plait

Él nunca será capaz de consolarme, qué tonta he sido, todo fue una mentira, una ilusión de un pobre cisne torpe y enamorado.

échappé sur les pointes

La veo contener las lágrimas y siento que la amo y la odio con locura, ¡por favor, mírame!

en l’air, voilá c’est ça

No lo miraré, pero en cuanto termine este ensayo, me convertiré en su sombra, hasta que nos encontremos frente a frente, sin espejos, ni barras de por medio y tendrá que escucharme renunciar a ser lo que no me siento capaz de ser.

magnifique, c’est tout pour aujourd’hui

Lo sé, acaba de terminar el ensayo, y ahora tendré que abandonarla, sin posturas, sin música, ni barras de por medio, solamente ella y yo, ironicamente rodeados por espejos.

t’es une belle Odette!

No lo soy y nunca lo seré exclamo, pero mis palabras enmudecen, cuando veo que mi reflejo asiente con la cabeza, sonríe y baja la mirada con tristeza.

Alors, à demain.

Su negativa nos habría mantenidos unidos, pero no es justo retenerla para mí. Finalmente nuestro momento ha llegado, finalmente nos enfrentamos, y yo, reflejo de día y Sigfrido de noche, estoy obligado a abandonar a mi Odette, a la que veo acercarse y extender una mano para tocarme y por un instante de felicidad absoluta, mientras comienzan a cubrirme, la fina línea que nos divide deja de existir y puedo sentirla cuando me susurra je t’aime.

Anuncios

15 comentarios en “Fina línea

  1. Quiero agradecer al escritor Alberto Guaita Tello, por su apoyo constante y por tomarse el tiempo de corregir mi ortografía en francés y en español. Desde acá le envio un gran abrazo y espero que puedan leer su magnífico libro Los ojos del Mar.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi opinión:
    La estructura es irreprochable, las frases en francés le añaden a mi percepción -y a mi gusto por ese idioma- el romanticismo típico que se suele imponer al oirla primordialmente por la dulzura cuando se sabe pronunciar bien por supuesto.
    Me gusta el lazo del amor propio que desemboca en dolor también, porque ese amor es a un yo de esperanza, que no existe, “Ser ese yo que quiere, haría todas sus delicias, pero ese constreñimiento suyo de ser el yo que no desea ser, es su suplicio: no puede desembarazarse de sí mismo.” Diría Kierkegard. Y entonces ya se ve la desesperación del ser: “…tendrá que escucharme renunciar a ser lo que no me siento capaz de ser.”
    Ve al cuerpo del espejo como aquel yo del futuro, como una ilusión, también como la compañía más cercana que de hecho está inalcanzable. Y esa distancia tan inmensa a veces es suficiente y satisfactoria, es la felicidad absoluta que dices.
    Todo eso es amor, tras caídas y malos giros, esguinces, etc. Se ama incluso con defectos, pues sentimos y eso es valioso así duela aparte de la felicidad anhelada a ese yo de esperanza que igualmente tiene la conciencia de que lucha para llegar allá.

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Junior

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s