El fin de una Idea

Automóviles y literatura.
Los automóviles tienen un lugar especial en la literatura. Muchas veces simbolizan el poder, la riqueza y el estado y también, aportan datos claves para ayudar al lector a entender mejor al personaje de una historia. James Bond de Ian Fleming, en su Aston Martin, El gran Gatsby de Scott Fitzgerald, en su Rolls Royce Tourer y Christine de Stephen King, son algunos ejemplos, de que no estan ahí como un mero adorno y de la importancia que pueden llegar a tener. En el caso de este último, un infame Playmouth Furia, sostiene la acción, haciendo que la historia gire en torno a él, en su vida propia y en su escalofriante final.
Christine, un malvado protagonista y una idea, que esperó por siglos para ser escrita, ya que deseaba una existencia “fácil”.

 

Anuncios

2 comentarios en “El fin de una Idea

  1. Con tu relato, más tu publicación anterior, me ha dado una curiosidad de leer este librol. Personalmente nunca he leído un libro de Stephen, y del género sólamente he leído Dracula, bueno y extraño. Alguna vez pensé en leer IT, libro que compré para regalo, pero me dejó bastante curioso al respecto, eso hace un año. Aún tengo una gran cantidad de pendientes, pero sin duda me acordaré de este y lo agregaré a mi lista de libros por leer. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s