El asunto se había salido de control. John y Mary notaban que Nicolás, su hijo de 10 años, solamente se comunicaba como la hacía a través de las redes sociales. Si algo le causaba gracia, no emitía risas, decía jajajaja, y si algo le causaba demasiada gracia, subía el tono de su voz y emitía un más que sonoro JAJAJAJA; si manifestaba cualquier estado o cambio anímico, emulaba con su rostro toda la gama de emoticones, desde caritas felices, de sorpresa y de enojo, y si algo le gustaba en demasía, guiñaba un ojo en actitud cómplice y, pletórico de entusiasmo, levantaba no solo uno, sino ambos pulgares a la vez y, si por el contrario, algo le molestaba, dado que Nico era diestro, bajaba el pulgar de su mano derecha y sus facciones se tornaban en un emoticón ad-hoc a su problemática. Cuando a Nico le daba sueño, en el lugar que fuera, simplemente cerraba los ojos y se quedaba inmóvil, acto que evocaba a un celular sin señal o sin batería y solo despertaba si sus padres conectaban el cargador de su iPad desde el tomacorrientes hasta su ombligo. Debido a que esa última “excentricidad” había sido la gota que colmara el vaso, John y Mary, preocupados por la salud física y mental de su hijo, tendrían que consultar personalmente a un especialista, ya que, cuando intentaron explicarle la situación por teléfono, éste no les había entendido nada de nada, pues sus emoticones, guiños y corazones rotos no había quién los comprendiera sin verlos y él no había sido la excepción. En efecto, la situación se había salido de control, y tras intercambiar una mirada desconsolada, John y Mary bajaron sus pulgares y se desconectaron junto a su hijo Nicolás.

Anuncios

9 comentarios en “El extraño caso de John, Mary y Nico

    1. Así es Lily, a pesar de ser solo un cuento, es un cuento que decidí escribir para expresar mi preocupación, mi crítica y mi tristeza. No soy una reaccionaria y no tengo nada en contra de las redes sociales, pero me preocupa el abuso y el descontrol que pueden surgir en personas de carácter permeable. Gracias por leérme y por tu opinión, un gran abrazo!!

      Me gusta

  1. Es un tema que a mi me preocupa mucho, y vos lo acercás en forma de relato, con un toque de tristeza y desesperación.Yo, sí soy reaccionario, o mejor dicho lo fuí en un pasado, pero la elección es muy difícil. O aceptamos como nos devora y nos somete la tecnología, o elegimos combatir en soledad absoluta…

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí Eric, la idea no es someterse ni dejarse devorar por la tecnología, la idea es usarla a nuestro favor, con moderación y cautela. Gracias por tus siempre sabias palabras, un gran abrazo.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s