El Lobo hombre

2016-02-16_05-51-08

Cuenta la leyenda que un lobo, después de ser atacado por un hombre, todas las noches de luna llena se aparta de su manada, semiconvertido en hombre, para no devorar a sus compañeros. Ellos no lo rechazan, tampoco intentan asesinarlo, son lobos, son sabios, comprenden la dolorosa soledad que debe implicar su transformación y respetan que en lugar de aullarle a la luna, se aleje discretamente, como si sintiera verguenza. Ellos saben que lo hace para protegerlos de él mismo; sin embargo, lo que ellos no saben es que, además, lo hace para protegerlos de un hombre que, después de ser atacado por un lobo, todas las noches de luna llena, se transforma en un especimen muy similar a ellos y que solo una bala de plata puede terminar con su vida. Tampoco saben que aquel hombre y aquel lobo comparten un fragmento de sus almas, desde que una noche, ambos, hombre y lobo, guiados por el instinto, al encontrarse en un claro del bosque, se atacaran mutuamente, en una lucha tan brutal y tan intensa, que cada vez que la luna se encuentra en su apogeo, mientras uno se vuelve lobo, el otro se vuelve hombre. La razón por la cual no lo saben, aunque lo intuyen, se debe a que como todo lobo, su compañero siempre será más lobo que hombre y, por naturaleza, ningún lobo ataca a los suyos, pues en ellos prima la lealtad y la inteligencia, no así la traición y la insensatez, que suele primar en esos seres de cuerpo erguido y rostro plano, ya que es en ellos y no en los lobos donde late el verdadero depredador, el más feroz y despiadado de todos, capaz de exterminar al mundo si se lo propone: el hombre.

Anuncios

14 comentarios en “El Lobo hombre

  1. Hola! Como te dije, iba a comentar que me pareció respecto a los demás. En sí sale de lo común de tus relatos. Abordas el tema de una manera diferente, pero mantienes el ambiente como en las demás. Quizá no tan detallado como otras obras, pero completamente entendible. A mi gusto bueno. Y por cierto, se nota también como mejoras con cada publicación 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, no pude responderte antes porque andaba en el oculista, pero tienes razón, ese relato cojea en los detalles, muchos quedan en el aire y no aportan nada. Me quedó sobreactuado, pero me hago cargo, no lo saco del blog porque sería no admitir que me equivoqué. Ese relato me aterriza, porque a veces cuesta asumir un error.
      Otra vez gracias por leer todos mis relatos Therilion. 🌷🌷🌷🌷🌷🌷🌷

      Le gusta a 1 persona

      1. No lo consideres un error. Error hubiera sido borrarlo. Todos tus relatos tienen un mensaje profundo y eso lo encuentro genial. Espero que te haya ido bien en el oculista. Y aún me quedan algunos relatos por leer (y también un montón de libros jajajajjajaj). Abrazos! 😃

        Le gusta a 1 persona

      2. Tal vez lo tuyo no sea solo un hobbie porque llevas mucho tiempo escribiendo y no quieres admitir que en realidad te apasiona tanto como a mí. A mí me costó asumirlo, pero ya lo hice y cómo que quieres usar lentes, a mí no me gusta, solo los uso para leer, escribir, ver una película y manejar, es decir, a cada rato, jajaja, los evito lo más posible.

        Le gusta a 1 persona

  2. Jajajajjajaj no se, encuentro que las personas se ven lindas e intelectuales con ellos. Recuerdo hace varils años usaba lentes sin aumento todo el día, pero como eran de calidad calle al poco tiempo se rayaban y no veía nada y los perdía. Lo de escribir si, me ha gustado bastante. Aunque no quiero que termine como otras cosas que en sus temporadas me han apasionado como tocar la guitarra o batería (que ya tanto tiempo que no lo hago que olvidé todo) o tomar fotografías (que deje de tomarlas también DX).

    Le gusta a 1 persona

    1. Eres una mente inquieta, de pronto te vas a decidir por algo y te quedarás, pero es bueno eso, conocer y hacer muchas cosas, tómalo como viajar, es casi lo mismo.
      Pd: jejeje sí dan un look intelectual, pero así todo los evito 😝

      Le gusta a 1 persona

  3. Me encantó éste relato, y además contiene en sí, un mensaje para la humanidad, en verdad a veces somos más lobos que los propios lobos, ellos en su irracionalidad conservan sus códigos, nosotros, seres racionales, hemos olvidando los códigos de respeto, y valor hacia toda manifestación de vida…saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s